Packaging

Packaging original: cómo alcanzar los objetivos de éxito de mi producto

Cuando en un lineal luchas contra tu competencia para ser el producto elegido, no te queda otro remedio: apuesta por un packaging original, único y funcional.

El packaging no solo cumple una misión funcional (la de proteger su contenido a la hora de ser transportado o apilado), también es la primera impresión que se lleva un posible cliente de un producto o marca. Y este punto es el que vamos a tratar en este artículo: la importancia del packaging a la hora de conseguir influir en la decisión de compra en el punto de venta. 

Packaging para llamar la atención

Desde el punto de vista del marketing, una de las funciones del packaging debe ser llamar la atención del cliente. Las tiendas clasifican los productos por tipología a la hora de colocarlos en los lineales (todos los detergentes juntos, todos los vinos juntos, etc.). Un packaging original con un color único, una forma original, un acabado especial… va a ser la clave para que, inconscientemente, la vista del posible comprador se vaya directamente a nuestro producto. Así sumamos puntos para conseguir ser el elegido.

Packaging para diferenciarse de la competencia

Como explicábamos en el punto anterior, los lineales de las tiendas agrupan los productos por tipología. Podemos ayudar al cliente a diferenciarnos de la competencia con nuestro packaging original y único. Se trata de ir un paso más allá al hecho de llamar la atención: el objetivo es despertar el interés por nuestro producto por encima del de la competencia que tenemos a nuestro lado, hacernos más deseables. ¿Cómo podemos conseguirlo? Un buen estudio de marca y con una estrategia clara de comunicación serán la base para triunfar en el lineal.

Packaging para dar información sobre el producto

El packaging también es una fuente de información para el consumidor: además de mostrar el nombre del producto y/o la marca, puede ayudar a explicar sus ingredientes, composición, funciones, modo de uso, procedencia y toda aquella información relevante (y en ocasiones obligatoria) que queremos contar. Esta información puede ir detallada de una manera estándar y más aburrida o, por el contrario, puede ser la clave para hacer de nuestro envase un packaging original y exclusivo.

Packaging para identificar la marca

El packaging debe expresar la personalidad de la marca e ir acorde con su identidad y filosofía, además de cumplir con los estándares de forma, color y logo. De esta manera, el cliente asociará fácilmente nuestro envase con nuestra marca y nuestros valores. El packaging debe formar parte de esa identidad de marca. Utilizar materiales sostenibles para el envasado de los productos dará a entender que nuestra empresa apuesta por la sostenibilidad y se responsabiliza con el medio ambiente, por ejemplo. Debemos recordar que un packaging sostenible no solo es importante para identificar los valores de nuestra marca, sino también para reducir la huella medioambiental.

Si te interesa el packaging sostenible, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro artículo “Eco-packaging: el envase que le gusta al planeta”. 

Como habrás podido comprobar, la elección del packaging no es una cuestión baladí: el packaging es carta de presentación de un producto y representa a la marca entera. Incluso en el medio digital va ganando peso gracias a los unboxings.

Nuestro consejo: apuesta por un packging original, que te identifique y que proteja a tu producto. Funcional y visual a partes iguales.

Si quieres más información sobre cómo hacer de tu packaging una herramienta de venta, ponte en contacto con nuestro equipo; juntos trabajaremos para establecer una estrategia de packaging original personalizada para tu producto.

Contacta con nuestro equipo de profesionales para cualquier consulta: https://gruposeripafer.com/contacto/