Packaging

Como afecta tu packaging a la identidad de tu marca

El Packaging es la herramienta principal que permite consolidar la identidad de marca, sobre todo ante un primer lanzamiento o cuando queremos destacar en promociones especiales.

El packaging debe atraer la atención, transmitir eficientemente el valor del producto y servir como vehículo comunicativo de la marca.

El packaging no es solo un escaparate del producto, sino también de la propia marca. En el proceso de desarrollo todos los elementos están conectados y orientados a la consecución de un mismo objetivo: transmitir los valores de la marca, su imagen y su personalidad.

El diseño del packaging expone la identidad, a través del logotipo, los colores, la tipografía u otros factores que sirven como distintivo de la marca, y debe ser capaz de hablar por la misma. Es importante cuidar la estética pero que además este sea funcional.

Podemos seguir este consejo: “Si en lugar de incluir publicidad o un packaging tradicional, tratamos con una idea original o una imagen gráfica llamativa, podemos conseguir que incluso nuestros consumidores hablen de nosotros.”

Centrándonos en el área más “marketiniana”, la forma del packaging es uno de las variables que primero descifra el cerebro, provocando una mayor atención y cognición hacia la zona.

Hay estudios que indican que más del 90% de las personas afirman que el color es el 1º factor que influye su decisión de compra sobre un producto.

Aquí se observa la importancia de esta variable que, además, es el estímulo primario que más favorece en la generación de contraste con el resto de elementos para atraer la atención de los consumidores en un lineal.

Cada color tiene su significado intrínseco asociado; el azul evoca seguridad, el negro exclusividad, el naranja representa alegría y creatividad… y dependiendo de los gustos de la persona tendrá un resultado u otro.

Este estímulo visual afecta en profundidad a la percepción que el usuario tiene pre-consumo de producto, generando categorizaciones en el cerebro del consumidor sobre qué tipo de elemento está comprando; producto económico, producto exclusivo…

Un buen packaging puede afectar directamente a las ventas de nuestra empresa.

“No tenemos una segunda oportunidad para causar una buena impresión“, es por esto que el Packaging es algo que las marcas deben tener muy en cuenta, y trazar las estrategias conducentes a su identidad de marca.

Cuando un consumidor se decanta por la elección de un producto, el envase es percibido en cuestión de segundos por todos sus sentidos, generando una experiencia de compra que quedará registrada en su memoria asociada al producto y lo más importante, a la marca.

En Grupo Seripafer somos fabricantes especializados de packaging personalizado. Cuéntanos tu proyecto, estaremos encantados de ofrecerte una propuesta comercial adaptada a las necesidades de tu producto.